¿Por qué usar inbound marketing?

El inbound marketing consta de una serie de técnicas de marketing online que tienen como objetivo final provocar que el consumidor se acerque a la marca e interactúe con ella, de motu proprio. Para conseguir esto, se crean contenidos que le aportan un valor interesante y se difunden a través de tantos canales como sea posible. La captación de leads o prescriptores de marca y, por lo tanto, a la larga, clientes es el principal objetivo del inbound marketing.

Servicios Inbound Marketing
Inbound Marketing

Las claves del inbound marketing

Las empresas que piensen en introducir el inbound marketing en su estrategia de marketing online deben ser conscientes del papel fundamental que jugarán los usuarios en todo el proceso.

El inbound marketing coloca al cliente como un receptor activo de las acciones de marketing de una empresa. Además, ya no acepta las interrupciones de la actividad que representa la publicidad tradicional.

Este papel activo de los usuarios en el inbound marketing también marca la elección de los contenidos a usar en la web, ya que deben ser de su interés y llamarles la atención.

Otra de las claves a tener en cuenta en el marketing de atracción es que va  más allá de captar visitas para una web y consigue optimizar sus resultados con el lead scoringnurturing. Por otra parte, todas estas ventajas son conseguidas con un coste mínimo para la empresa. De hecho, incluso, mejora el customer lifetime value.

Más que marketing de contenidos y atracción

El marketing de atracción es el que genera contenido de interés para atraer al consumidor,  mientras que el marketing de contenidos es una parte del inbound marketing. El inbound marketing da un paso más allá en estas dos disciplinas y busca acercar la marca al consumidor para que este reaccione positivamente y no la vea como la invasión de la intimidad que representa hoy en día la publicidad convencional.

El buyer persona

Uno de los objetivos más importantes del marketing es llegar de manera eficaz al público objetivo de una marca. Establecer la estrategia adecuada para ello pasa por definir el perfil de comprador, lo que en esta técnica se conoce como el buyer persona de un  producto o servicio.

Los buyer personas del inbound marketing combinan concepto y representación visual para segmentar el mercado más allá de los conceptos tradicionales de sexo, edad y ubicación. También se tienen en cuenta sus motivaciones y necesidades para poder establecer un acercamiento más efectivo.

La mayoría de empresas debería conocer mejor a sus posibles clientes, si quiere establecer una relación provechosa con ellos. El concepto de buyer persona puede ayudarle a descubrir qué motiva a actuar a los clientes y, por lo tanto, a establecer la estrategia adecuada para acercarse a ellos.