Remarketing: estrategias para potenciar las compras en la Red

En los últimos tiempos estamos asistiendo a un momento de apogeo del denominado remarketing, pero…

¿En qué consiste el Remarketing?

Tras estar curioseando un usuario en una página web algún producto o servicio, es posible que finalmente no haya dado el paso final para adquirirlo. Sin embargo, los días posteriores a esa visita, no ha parado de ver anuncios de esos artículos en las páginas web visitadas.

Es una de las muchas estrategias de marketing online, consistente en diseñar anuncios para usuarios específicos, basándose en las páginas web que han visitado y teniendo en cuenta los productos en los que han estado interesados, siempre y cuando su visita no haya generado una conversión o lead. Es un servicio de Google Adwords y su objetivo es incrementar el ROI del anunciante.

El remarketing permite volver a impactar en los usuarios intentando que den el paso de adquirir nuestros productos. El funcionamiento de esta técnica de marketing online es muy sencillo: en primer lugar, debemos marcar a nuestros usuarios con una cookie para identificarles y saber qué productos o servicios de nuestra página han visitado.

En segundo lugar, les añadimos a nuestra lista de re-marketing, momento a partir del cual empezarán a recibir publicidad display relacionada con aquellos artículos de su interés.

Esta estrategia de marketing online facilita el retargeting, recordando a los usuarios interesados que estamos ahí y tenemos una oferta interesante que ofrecerles. Esta técnica tiene como objetivo prioritario fomentar el recuerdo para conseguir la conversión final.

Ejemplo de campaña de Remarketing
Ejemplo de campaña de Remarketing

Pero ¿cuáles son los principales beneficios del Remarketing?

Publicidad personalizada: el re-marketing permite ofrecer anuncios SEM adaptados a los gustos e intereses de nuestros potenciales consumidores, incrementado las posibilidades de venta.

Segmentación: enviamos nuestros anuncios a clientes potencialmente interesados, desaprovechando menos impactos, lo que nos permite ahorrar costes en nuestra campaña.

Recuerdo de marca: favorece la exposición a nuestra firma comercial, lo que puede decantar la elección del consumidor en una futura decisión de compra.

Alcance: conseguimos que nuestros anuncios lleguen a una gran cantidad de usuarios interesados en nuestros productos y servicios.

Conversión: el hecho de que nuestra marca esté cerca de los clientes incrementará sus posibilidades de vender el producto, elevando los ratios de conversión.

ROI: mayores ratios de conversión se traducen en un retorno de la inversión más rápido y en un menor coste por venta.

Incremento de la fidelidad de nuestros clientes: el re-targeting no solo está orientado a aquellos usuarios que han dejado una compra a medias, sino también a los que la han ejecutado, buscando una mayor fidelidad a nuestra marca mediante su exposición a la misma.

El remarketing ayuda a optimizar las estrategias de marketing digital, influyendo positivamente en el incremento de las ventas a través del e-commerce.